El 20%.

Este es el porcentaje que los expertos recomiendan que ahorres. Vamos, que si cobras 1.400 € al mes (netos), deberías ahorrar un mínimo de 280 € al mes.

¿Cumples con esto?

Si eres como la mayoría de los españoles no. Como puedes ver en el gráfico siguiente estamos en la cola del ahorro en Europa.

Fuente: Eurostat – Ahorro de los hogares en Europa

Tener ahorros guardados es algo muy importante, sobre todo para las familias. Entre otros, estos son los principales motivos:

  • Ahorra dinero para cuando vengan las vacas flacas (p.ej. perdida de empleo).
  • Para afrontar gastos imprevistos (p.ej. la caldera se estropea o te viene una multa que no esperabas).
  • Como complemento para la jubilación.
  • Para la entrada de una hipoteca al comprar un inmueble.
  • Para el futuro de tus hijos.
  • Para poder irte de vacaciones.

Pero claro, te estarás preguntando, ¿cuánto debería ahorrar?

y más importante, ¿cómo lo consigues?

Pues sin más, te dejo estos 27 consejos diseñados para ‘revolucionar’ tus finanzas y enseñarte a cómo empezar a ahorrar dinero hoy mismo:

1. Descubre en qué te gastas el dinero

Lo primero es saber cuánto gastas y cuánto ingresas, ¿no?

Personalmente, me ayudo de la aplicación Fintonic para monitorizar los ingresos y gastos. Así sabrás cómo ajustar el presupuesto mensual (p.ej. cortar gastos en comer fuera).

Fintonic te ayuda a saber cómo ahorrar dinero al calcular todos tus ingresos y gastos

Sigue los siguientes pasos para saber cuánto gastas y cuánto ahorras al mes:

  1. Descarga, instala y abre la app de Fintonic para Android o iOS.
  2. Crea una cuenta con tu email y contraseña.
  3. Selecciona y conecta tus cuentas bancarias (p.ej. Bankinter, Bankia o EVO).
  4. Completa la información de tu perfil (sexo, fecha de nacimiento, código postal, etc).
  5. Ahora selecciona qué tipo de notificaciones quieres recibir.
  6. Confirma el email y añade un pin extra de seguridad – opcional.
  7. Repasa todos tus movimientos y categoriza los que Fintonic no haya etiquetado correctamente (en la sección movimientos).
  8. En la sección gastos, añade lo que quieres gastar al mes en cada categoría (en previsto).
  9. Cuando recibas un nuevo gasto o ingreso, asegúrate que está en la categoría adecuada.

Otras alternativas similares son: Monefy, Mint o Wallet. O si no te fías de usar una app (p.ej. temas de privacidad), puedes montarte una hoja de cálculo – ten en cuenta que esto requerirá mucho más trabajo manual.

2. Define tu presupuesto con la técnica 50/30/20

Los expertos parecen señalar que entre el 20% y el 35% de tu salario deberías destinarlo al ahorro. Pero claro, esto es una afirmación muy genérica y puede que no sea adecuado para tu caso.

A mí, me gusta más la técnica del 50/30/20 para crear el presupuesto. Básicamente nos dice que aproximadamente deberíamos dedicar:

  • el 50% de nuestros ingresos a necesidades básicas (no evitables) como la hipoteca o alimentación.
  • el 30% lo destinas a cosas que quieres (p.ej. ocio, vacaciones, aficiones, etc.).
  • el 20% restante se destina al ahorro.

Dale un vistazo a la siguiente tabla con ejemplos de la regla 50/30/20 para diferentes rentas:

Renta (mensual neta)Necesidades Básicas
50%
Gastos no básicos (p.ej. ocio)
30%
Ahorro
20%
900 €450 €270 €180 €
1400 €700 €420 €280 €
1800 €900 €540 €360 €
2200 €1100 €660 €440 €
2800 €1400 €840 €560 €
3200 €1600 €960 €640 €
3800 €1900 €1140 €760 €

Una vez tengas esta estimación, deberás ajustar las partidas según tu caso. Por ejemplo, si tu salario es muy alto, igual no quieres gastar el 30% de tu renta en ocio y prefieres ahorrar un 15% más. O lo contrario, no puedes ahorrar un 20% porque tienes gastos fijos (p.ej. alquiler) muy altos.

Una vez tengas decidido cuánto quieres (o puedes) ahorrar, deberás analizar tus gastos (punto anterior) y ver dónde puedes cortar. Los siguientes consejos te pueden dar ideas de por dónde empezar:

3. Ajusta el presupuesto usando sobres

Ajústate al presupuesto con la ayuda de sobres

Nada de cobrar en B o diferido, deja que te lo explique 🙂

Si te cuesta cumplir con el presupuesto que te has marcado, puedes ayudarte de sobres para organizar tus gastos. La cosa funcionaría de la siguiente manera:

  1. Crea un presupuesto al que ajustarte – ver punto anterior.
  2. Asigna sobres para cada categoría.
  3. Reparte tu dinero (p.ej. sueldo) en los diferentes sobres – acorde con el presupuesto.
  4. Guarda los sobres con el dinero en un lugar seguro.
  5. Coge dinero de cada sobre según lo vayas necesitando – p.ej. para la compra de la comida.

Nota: Este método puede ser un fastidio puesto que hace que tengas un poco de trabajo extra cada semana y cada mes. Además, tendrás que tener mucho efectivo en casa con el riesgo que esto conlleva.

4. Automatización del ahorro

Una vez tengas calculados tus ingresos y gastos y sepas qué cantidad puedes ahorrar, podrás hacer transferencias a tu cuenta de ahorros para ir acumulando lo que te sobra cada mes.

Ingresos menos gastos calculados con Fintonic

Pasados un par de meses, sabrás la cantidad mínima que puedes llegar a ahorrar. Simplemente, programa transferencias automáticas con el dinero destinado al ahorro al principio de cada mes, así no lo gastas.

Sigue los siguientes pasos:

  1. Calcula cuánto dinero te sobra al mes y apúntalo en un papel – ayúdate de los dos primeros puntos.
  2. Revisa tu cuenta y comprueba cuándo te pagan la nómina normalmente (día del mes).
  3. Añade una transferencia recurrente (y automática) desde tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros por la cantidad del punto #1 para un par de días después del cobro de tu salario (punto #2).
  4. Si al final del mes te sigue sobrando dinero haz una nueva transferencia a tu cuenta de ahorro con el sobrante, e incrementa la cantidad del punto #1 hasta encontrar el equilibrio.
  5. Repite este proceso cada mes.

De esta forma, no tendrás oportunidad de gastarte el dinero en cosas que no necesitas.

Nota: En mi caso, es la estrategia que más me ha ayudado a ahorrar – cada mes transfiero 500 € a una de mis cuentas remuneradas o depósitos, ahorrando 6.000 € al año sin enterarme – por ejemplo con los depósitos de Raisin.

Ahora que ya tienes tu plan de ahorro en marcha, veamos cómo puedes reducir los gastos (o incrementar los ingresos) para aumentar la cantidad que ahorras.

5. La regla de los 30 días

La regla de los 30 días para evitar gastar y ahorrar dinero

Hay numerosos estudios que han determinado que gran parte de nuestras compras son impulsivas – vamos, compras no planeadas y que muchas veces no necesitamos.

Por ejemplo, un estudio comprobó que los estadounidenses se gastan unos 5.400 $US en compras por impulso. Y (entre otras) los zapatos, ropa y comida para llevar son las más populares.

Para evitar este tipo de compras, podemos seguir la regla de los 30 días, que consiste en:

  1. Cuando notes la urgencia de comprar nuevas deportivas, un nuevo smartphone o incluso un par de calcetines, para por un momento y reflexiona.
  2. Pasados unos minutos, anota en un papel (o en una nota en tu teléfono) lo que querías comprar.
  3. Pon el papel en un lugar visible como en el recibidor de tu casa, o el escritorio de tu ordenador.
  4. Usa los siguientes 30 días para reflexionar si realmente necesitas ese producto y si lo vas a usar.
  5. Si pasados los 30 días decides seguir adelante, compra el producto sin sentirte mal.

Cantidad que puedes ahorrar: 4.500 € al año.

Nota: Datos de un estudio de EEUU y extrapolados al mercado español.

6. Repara, ahorra dinero y salva el planeta

Abres el armario, te vas a poner unos pantalones o un vestido y te das cuenta que la cremallera está rota.

¿Pero hace falta tirarlo y comprar uno nuevo?

Por ejemplo, en el Reino Unido han descubierto que se tiran a la basura millones de productos que podrían repararse (fuente en inglés).

Normalmente, reparar algo termina por salir más barato que comprar algo nuevo, a pesar de lo que la cultura popular nos hace creer. Además, reparar es mucho más beneficioso para el medio ambiente.

Este, es mi proceso para decidir si realmente tengo que deshacerme de algo o me sale más a cuenta repararlo:

  1. ¿Está en garantía? Muchas veces no nos aprovechamos de los 2 años de garantía.
  2. ¿Lo podría reparar yo mismo?
  3. Compara el coste de reparar vs. remplazarlo.
  4. ¿Qué desgaste tiene? Si es algo muy viejo con mucho uso igual es mejor cambiarlo.
  5. ¿Si lo remplazo por algo nuevo ahorraré en algo? P.ej. eficiencia energética.
  6. ¿Resultará muy difícil repararlo?
  7. ¿Realmente tengo que remplazarlo? P.ej. si se rompieron unos pantalones y tengo 8 más, igual no necesito unos nuevos – de vuelta a la regla de los 30 días.

7. Busca, compara y si encuentras algo mejor cómpralo

Esta frase se hizo famosa en un anuncio (muy antiguo) de detergente. Pero la verdad es que sigue siendo relevante.

Por ejemplo, en mi análisis de la tienda online de eGlobal Central, me di cuenta que esta popular tienda de electrónica es bastante más barata que Amazon o MediaMarkt – un 16,5% y un 20% respectivamente según mis cálculos.

Ahorra dinero comparando precios online

Internet nos brinda una oportunidad de oro para comparar precios y elegir la mejor oferta para nuestro caso.

Este es el proceso que yo sigo para encontrar los mejores precios:

  1. Usa una ventana privada de tu navegador – algunas veces saben que estamos interesados en un producto y suben el precio.
  2. Busca en Google Shopping (imagen anterior) el producto que quieres comprar.
  3. Chequea manualmente las principales tiendas online (p.ej. Amazon, MediaMarkt, Zalando, etc.).
  4. Busca en Google cupones de descuento (p.ej. ‘[producto] + cupón de descuento’).
  5. Algunas tiendas online te mandan cupones de descuento si abandonas la compra antes de completarla, o te suscribes a su newsletter.
  6. Valora la compra de segunda mano. Sobre todo para productos no electrónicos.
  7. Llama a tiendas (físicas) cercanas a ti y pregunta el precio de lo que buscas.

Por cierto, existen otras aplicaciones y sitios web dedicados a buscar cupones y ofertas, no es mala idea darles un vistazo. Por ejemplo: Kelkoo, CIao.es, Tiendeo, Mascupon o Groupon.

Algunos estudios (en EEUU) han descubierto que el 30% de los compradores puede ahorrar más de 40 € a la semana usando cupones de descuento (fuente en inglés).

Cantidad que puedes ahorrar: 2.000 € al año.

8. Planea la lista del súper y ahorra un 25%

Vuelves del supermercado y te das cuenta que has terminado por comprar cosas que realmente no necesitabas.

No sé si esto te pasa a ti, pero personalmente, esta situación se repite si no hago una lista de la compra antes de ir al súper. Este es mi proceso:

  1. Haz una compra a la semana.
  2. Decide cuántas comidas cocinarás – p.ej. desayuno, comida y cena para 6 días.
  3. Haz un menú para cada comida – puedes llevarte el sobrante de la cena para comer en el trabajo.
  4. Anota los ingredientes que necesitarás comprar.
  5. Ves al súper y cíñete a la lista que has hecho.

Otros consejos son:

  • No vayas a hacer la compra de la semana con el estómago vacío.
  • Si tienes niños, intenta ir sin ellos al súper. Seguro que querrán algún caprichito.
  • Puedes usar una app como Out of Milk para crear la lista de la compra.

Algunos estudios parecen indicar que las personas que van al supermercado con una lista de la compra pueden ahorrar hasta un 25% (fuente en inglés).

Si tenemos en cuenta que anualmente gastamos unos 4.400 € en el supermercado (según el INE), un 25% de ahorro, serían 1.100 € a anualmente.

Cantidad que puedes ahorrar: 1.100 € al año.

9. ¿A qué supermercado te conviene más ir?

Algunas tiendas son más baratas que otras, y puede que no estés seguro en qué súper comprar.

Ahorro en comida con Mercadona y la lista de la compra

Sitios como SoySuper.com pueden ayudarte mucho porque te permiten comprar una misma cesta de la compra en varios supermercados.

Averigua en qué supermercado te conviene más comprar:

  1. Guarda los tickets de tus últimas 3 compras semanales
  2. Ábrete una cuenta en SoySuper.com – o servicios similares.
  3. Asegúrate que introduces tu código postal para ver los precios de tu zona.
  4. Elige tu supermercado habitual y replica tu lista de la compra – producto a producto.
  5. Pincha sobre el carrito de la compra y consulta dónde te conviene comprar (ver imagen anterior).
  6. Repite el proceso para las otras comprar.
  7. Según los resultados decide a qué supermercado ir – o compra online si te queda muy lejos y sigue saliéndote a cuenta.

Por ejemplo, en mi caso después de hacer varias comprar online, Mercadona es el supermercado que más barata me sale la lista de la compra – hasta un 30%.

Si tenemos en cuenta que ‘solo’ gastamos 3.300 € (si llevamos lista de la compra sale más barato) al año en el súper, podemos ahorrar unos 900 € extra si compramos en un establecimiento más barato.

Cantidad que puedes ahorrar: 900 € al año.

10. Hazte vegetariano y ahorra en comida

Hazte vegetariano para ahorrar 650€ al año

Está claro que la carne y el pescado son mucho más caros que las frutas y verduras, ¿no?

Parece que en España (casi) el 8% de la población somos vegetarianos (fuente). Según algunos estudios, se pueden ahorrar unos 650 € al año con una dieta vegetariana (fuente).

Además, se evita la muerte de unos 200 animales al año por persona, y es muy beneficioso para el medio ambiente (fuente).

Cantidad que puedes ahorrar: 650 € al año.

11. Hazte el tupper y ahorra 57 € semanales

Si comes en el trabajo, sabrías decirme cuánto te gastas a la semana en comida, ¿y al año?

Veamos si lo podemos averiguar.

Según datos de Statista, el precios medio del menú de medio día en España fue de unos 11,50 € en el 2016 – supongo que ahora será un poco más caro, pero como experimento ya nos vale.

Rápidamente vemos que un trabajador con una jornada laboral de 5 días gastará casi 60 € a la semana. Esto supone un coste de 2.622 € al año (contando 46 semanas laborables).

¿Y la solución?

Pues fácil, planea qué te quieres llevar de comer cada día al trabajo y podrás ahorrar todo ese dinero – de vuelta al punto #9.

Personalmente, uso un truco bien simple. Cada noche hago un poco más de cena y así ya tengo comida para el día siguiente. Además, si cocinas sano, puede que hasta tu salud mejore un poco.

Nota: Puede que te den vales de comida en el trabajo, personalmente, preferiría que me lo dieran como más sueldo y yo decidir cómo gastarlo. Claro está, puede que en tu empresa no sean flexibles.

12. Ahorra dinero pedaleando al trabajo

Ahorra yendo al trabajo en bici y mejora tu salud

Tengo la suerte de ir caminando al trabajo – sí soy muy afortunado. Pero está claro que si vas al trabajo en transporte público (o privado), esto tiene un coste que no es despreciable.

¿Cuánto?

Eso dependerá de cada caso, de si usas transporte público o transporte privado.

Algunos estudios parecen haber descubierto que de media en España nos cuesta unos 650 € al año ir al trabajo en transporte público, y unos 1.900 € anuales en transporte privado.

En algunos casos no hay alternativas, pero en otras sí:

  • ¿Puedes ir al trabajo en bici? Sin duda este es el medio de transporte más económico, te puedes comprar una bici en Amazon por menos de 200 €.
  • Si tu lugar de trabajo está muy lejos o te da pereza pedalear, siempre puedes hacerte con un patinete eléctrico. Estos son un poco más caros, pero puedes ahorrar en transporte, sobre todo si lo cargas en el trabajo 😉
  • Obviamente, siempre es preferible usar el transporte público, de media el transporte privado cuesta 3 veces más.
  • Si no tienes más remedio que usar coche o moto, intenta compartirlo con algún compañero, así puedes reducir el coste de transporte a la mitad.

Cantidad que puedes ahorrar: entre 650 € y 1.900 € al año.

13. Alquila la habitación extra (y otros ahorros en vivienda)

Sin duda, el alquiler (o la hipoteca) es uno de los gastos más grandes. De media, los españoles nos gastamos unos 650 € al mes en el pago de la vivienda (alquiler o hipoteca).

Esto representa el 40% de los ingresos de los españoles.

La verdad es que no hay muchas alternativas para pagar menos alquiler, pero algunas ideas son:

  • Comparte piso y ahorrarás dinero en alquiler y facturas.
  • Si tienes pareja y cada uno vive por separado, mudarse juntos puede suponer mucho ahorro –ármate de paciencia la convivencia puede ser dura al comienzo.
  • Múdate a un piso más barato. Por ejemplo, si tienes un piso en el que te sobran habitaciones, puedes buscar algo más pequeño y económico.
  • Si no te quieres mudar y tienes habitaciones de sobra, puedes alquilar una.
  • Antes de renovar el contrato de tu piso, habla con el propietario e intenta que te mejoren la oferta – puede que prefiera no ganar tanto, pero tener a alguien de confianza.

La verdad que ahorrar dinero aquí no será fácil. Pero si consiguieras pagar 50 € menos al mes, esto te supondría un ahorro de 600 € anuales.

Cantidad que puedes ahorrar: 600 € al año.

14. Que los gastos extra no te pillen con la guardia baja

A todos nos gustaría que la caldera, el coche o la lavadora duraran para siempre. Pero el caso es que tenemos que repararlos (o incluso cambiarlos) cada cierto tiempo.

Por eso, planear y crear un presupuesto para este tipo de gastos grandes (y extraordinarios) te puede ayudar a ahorrar.

¿Pero cómo?

Pues no tendrás que pedir un crédito o fraccionar tu compra, y esto hará que te ahorres los intereses – que pueden llegar a ser del 25% TAE para algunos créditos personales, menuda locura.

Los gastos extraordinarios más típicos son:

  • Seguros y mantenimiento de vehículos.
  • Impuestos sobre la renta (IRPF).
  • Gastos en sanidad (p.ej. dentista).
  • Averías inesperados en el hogar (p.ej. caldera, electrodomésticos o muebles).
  • Gastos en mascota (p.ej. veterinarios).
  • Regalos de navidad y cumpleaños.

Para estos gastos que pueden o no venir, te aconsejaría que crearas un presupuesto. Cuando empieces con tu plan de ahorro sigue este proceso:

  1. Identifica los gastos extraordinarios que vayas a tener seguro (o casi seguro). Lo mejor aquí es tirar de memoria o revisar las facturas de años anteriores.
  2. Reflexiona y averigua cuánto te van a costar (más o menos) este año.
  3. Ahora solo tienes que sumar y calcular la cantidad final de todos estos gastos extra.
  4. Decide dónde guardarás todo ese dinero que irás necesitando a lo largo del año. Mi consejo es que lo tengas en una cuenta de ahorro (tienen total disponibilidad y te dan algo de interés).

15. Planea las vacaciones: ahorra dinero y evita malas experiencias

Ahorrarás mucho planeando tus vacaciones

Pues sí, este es un gasto extra (como los anteriores). A todos nos gustan unas buenas vacaciones, pero claro, nos pueden costar un montón de dinero si no lo planeamos bien.

Además, si le dedicamos más tiempo a organizar nuestras vacaciones seguro que terminaremos por tener mejores experiencias y aprovecharemos mejor el tiempo.

Para planear las vacaciones responde estas preguntas primero:

  1. Decide cuánto van a durar tus vacaciones.
  2. Cuándo quieres ir de vacaciones – p.ej. julio y agosto son más caros que mayo y octubre.
  3. Decide dónde ir, marcará mucho cuánto gastarás – Noruega es más caro que Marruecos, ¿no?.

Ahora pasa a crear el presupuesto en una hoja de Excel o un bloc y anota los siguientes datos:

  1. Cuánto te va a costar ir y volver de vacaciones – avión, tren, coche, etc.
  2. Dónde vas a hospedarte – hotel, apartamento, camping, etc. Calcula el coste global (número de noches por precio por noche).
  3. Cuánto te va a costar desplazarte (alquilarás un coche, usarás transporte público, etc). Anota el coste previsto en tu presupuesto.
  4. Decide cuánto vas a gastar en comidas y anota el dato. Obviamente no es lo mismo comer de supermercado que comer de restaurante.
  5. Piensa qué actividades vas a hacer. Por ejemplo, si vas de playa y sol será barato, pero si quieres hacer excursiones o deportes de aventura, la factura incrementará.
  6. Si vas a comprar regalos decide cuánto quieres gastarte por persona.
  7. Ten en cuenta las posibles emergencias y gastos extra (p.ej. seguro de viaje)

Nota: Por supuesto tendrás que calcular los datos anteriores teniendo en cuenta tu destinación. Para eso puedes usar una guía de viajes, todas marcan cuánto cuestan estas cosas más o menos.

Si tenemos en cuenta las últimas encuestas, en España nos gastamos entre 1.000 € y 2.000 € de media en vacaciones.

Si suponemos que planeando las vacaciones con el método anterior podemos ahorrar entre un 20% y un 25%, tenemos un ahorro anual de entre 200 € y 500 €.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 500 € al año.

Ahorra dinero pagando menos en facturas

Agua, electricidad, gas y teléfono. Estas son las facturas por excelencia en los hogares españoles.

El precio de cada una de estas dependerá un poco de los servicios que tengas contratado y el uso que hagas.

Por ejemplo, usas electricidad para calentar el agua y para cocinar cocina, tu factura de la luz será más alta. Lógico, ¿no?. Por eso resulta difícil saber cuánto deberías pagar.

Pero según algunos datos estos son los precios medio en España:

  • Una media de unos 56 € mensuales en electricidad.
  • Un promedio de 40 € al mes en gas.
  • 10 € mensuales de media (por persona) en agua.
  • 66 € al mes en telecomunicaciones (internet y teléfono).

Para ahorrar dinero en estas facturas sigue los siguientes consejos:

16. Ahorra en teléfono e internet – 400 € al año

¿Quién llama mucho por teléfono hoy en día?

Si pagas más de 35 € o 45 € en teléfono + internet, seguramente tienes una oferta contratada demasiado alta.

Si este es tu caso, contacta con tu compañía y pide que te bajen la tarifa. Si no atienden a razones, menciona que estás valorando cambiarte de proveedor. Si siguen sin reducirte el precio, cámbiate a un nuevo operador.

Nota: Personalmente, tengo internet (fibra) + 2 móviles + teléfono fijo en casa con Vodafone y nos cuesta 35 € al mes. En mi caso estuve pagando más de 75 € al mes por un servicio peor (equivalentes características) con Movistar, conseguí pagar menos de la mitad al marcharme, alucinante.

Por cierto, ni se te ocurra comprar un teléfono con una de esas ofertas irresistibles que tienen. Terminarás por tener contratos durante años que te sacarán el dinero poco a poco. Si no puedes pagar un iPhone o el último Samsung, no te lo compres, existen multitud de buenos teléfonos mucho más baratos.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 400 € al año.

17. Ahorra en la factura del gas – 120 € al año

Típicamente, usamos el gas para tres cosas: cocinar, calentar el agua y para la calefacción. Como norma general puedes seguir los siguientes consejos y ahorrar dinero:

  • No uses la calefacción, siempre puedes ponerte más ropa.
  • Pero si tienes que usarla, pon el termostato a una temperatura racional. Poner la calefacción tan alta que vas en pantalón corto por casa no es lógico.
  • Si una habitación está vacía y no la usas, apaga la calefacción y cierra la puerta.
  • No abras la ventana durante horas, 10 minutos son suficientes para ventilar la casa.
  • Asegura un buen mantenimiento de la calefacción y la caldera. Equipos ineficientes pueden hacer disparar el consumo.
  • Tapa las ollas mientras cocinas (p.ej. al hervir la pasta).
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas.

Según algunos datos (fuente) puedes ahorrar entre 75 € y 120 € al año.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 120 € al año.

18. Ahorra en la factura del agua – 150 € al año

La verdad es que la factura media del agua no es muy elevada. Por lo menos para aquellos que no tenemos piscina o jardín.

Aún así, si crees que pagas mucho por el agua, intenta los siguientes típicos consejos:

  • Cierra el grifo – p.ej. mientras te lavas los dientes.
  • Dúchate y no te bañes.
  • Mete el agua fría, mientras esperas que se caliente en la ducha, en un barreño. Úsala para limpiar o regar las plantas.
  • Ten plantas que no necesiten mucho agua (p.ej. cactus) – además no se mueren en verano.
  • Asegúrate que el lavaplatos y la lavadora están completamente llenos.
  • Si tienes una piscina, vacíala y no la uses – ves a la piscina municipal.

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 150 € al año.

19. Ahorra un 20% en electricidad

Ahorra electricidad con el modo eco

La luz es, seguramente, una de las facturas del hogar que más nos cuesta. Hay que decir que (casi) hace falta ser ingeniero para entender la factura: peajes, alquiler de equipos, impuestos, consumo, potencia contratada, etc.

Aún así, hay un par de cosas que podemos hacer para pagar menos en electricidad:

  • La tarifa regulada es más económica que la del mercado libre. Pásate a la regulada.
  • Contrata una tarifa con discriminación horaria y usa los electrodomésticos en las horas baratas. Por ejemplo, pon la lavadora antes de las 12 del mediodía.
  • Comprueba que no tienes más potencia contratada de la que necesitas.
  • Asegúrate que tu instalación eléctrica está en buenas condiciones.
  • Usa los electrodomésticos en modo ecológico y elige dispositivos eficientes (A, A+ y A++).
  • El frigorífico consume mucho, no lo tengas más frío de lo que necesitas y no te olvides la puerta abierta.
  • Usa bombillas eficientes, por ejemplo LED.
  • No te vuelvas loco con el aire acondicionado y la calefacción. Pon una temperatura moderada.
  • Apaga la luz si no la usas y apaga los equipos por completo – nada de modo stand by (piloto rojo de la tele).

Cantidad que puedes ahorrar: unos 300 € al año.

20. Ocio gratuito

No sé tú, pero en mi caso gran parte de mi dinero se va en ocio, sobre todo en restaurantes.

Encuentra ocio gratuito con TimeOut

Según datos de Fintonic, los españoles nos gastamos 1.859 € de media en restaurantes (unos 150 € al mes), a los que acudimos unas 62 veces al año (5 veces al mes).

Esto quiere decir que cada vez que salimos a comer fuera, nos gastamos unos 30 €.

Ves por dónde voy, ¿no?

Exacto, hay que salir a comer fuera menos (lo sé, será duro).

Algunos trucos para ahorrar en ocio:

  1. Limitar a 3 las veces al mes que comerás fuera – con esto ahorras unos 60 € al mes.
  2. Antes de ir a un restaurante mira cuánto vale y si la calidad te compensa. Además, siempre puedes ver si hay descuentos u ofertas (p.ej. TheFork.com).
  3. No vayas al cine durante el fin de semana – entre semana cuesta la mitad (4 € o 5 € menos).
  4. Obviamente, puedes llevarte los snacks al cine del supermercado – 7 € u 8 € por una Coca-Cola y palomitas me parece abusivo.
  5. Todos los museos son gratis un día al mes.
  6. Me encanta ir al monte de caminatas – totalmente gratis.
  7. Júntate con tus amigos en casa y evita ir de cena o al bar. Eso sí, puede que tengas que limpiar la casa al día siguiente.
  8. Si vives en una ciudad grande (o cerca) está lleno de actividades gratuitas – dale un vistazo a TimeOut.
  9. Si vas a invertir en un hobby (p.ej. fotografía o ciclismo) alquila el equipo antes de comprar nada – cuántas cosas tendré en casa que he usado solo un par de veces (p.ej. pies de gato para escalar).

Cantidad que puedes ahorrar: hasta 850 € al año.

21. No compres regalos a toda la familia, jugad al amigo invisible

Solo en regalos de Navidad los españoles nos gastamos unos 270 € (fuente). Personalmente, muchas veces los regalos que recibo no me terminan de convencer y terminan escondidos en algún cajón y pienso…

¡Qué desperdicio!

Hay incluso sitios web para sortear el amigo invisible

Comprar solo un regalo y de mejor calidad puede ser más interesante. Para ahorrar aquí podemos probar lo siguiente:

  1. No compres regalos para toda la familia. Jugad al amigo invisible con un límite – por ejemplo, 50€.
  2. Regala cosas que serán realmente útiles.
  3. Compra los regalos en períodos de promoción (p.ej. Black Friday).
  4. Si eres un manitas, haz tú mismo el regalo (p.ej. posavasos de cerámica).
  5. Compara precios online antes de comprar nada.

Cantidad que puedes ahorrar: unos 220 € al año.

22. Dedica un día al mes a no gastar

Ahorra dinero no gastando un día al mes

Créeme, se puede vivir sin gastar dinero (innecesariamente) varios días. Como un ejercicio motivacional te propongo lo siguiente:

Dedica un día entero al mes a no gastar, pero no gastes nada. Ni en comida en el supermercado. Por supuesto tendrás que estar preparado, así que haz todas tus compras (básicas) por adelantado.

Con esta estrategia aprenderás a controlar tus gastos superfluos, te ayudará a darte cuenta de las veces que terminas por gastar sin necesitarlo – un café aquí, un croissant allí, etc.

Y cuando te veas con ganas de más, dedícale un día a la semana a no gastar. Aquí es cuando empezarás a notar la diferencia.

23. Cancela las suscripciones que no uses

Cancela las suscripciones que no uses

En los últimos años han proliferado los servicios con modelos de suscripción – pagos mensuales, trimestrales o anuales por acceder a servicios.

Estos son ideales para los que venden esos servicios, pero una ruina para ti.

Entre otros podemos encontrar: gimnasios, Netflix, Spotify, HBO, el futbol, contratos de teléfono, mystery boxes, servicios de maquillaje, Amazon Prime, comida a domicilio, limpieza del hogar y hasta de maquinillas de afeitar.

¿Ves por dónde voy no?

Exacto, solo deberías tener aquellas suscripciones que vayas a usar. Y si puedes, paga anualmente, esto suele ser más barato – a mí el gimnasio me sale mucho más barato al pagarlo anualmente.

Te aconsejo lo siguiente:

  1. Revisa tus cuentas corrientes en busca de todas las suscripciones que tengas.
  2. Anótalas en una libreta o en una hoja de cálculo.
  3. Averigua cuánto te cuestan al mes (¿y al año?) – por ejemplo, Netflix cuesta unos 100 € al año.
  4. ¿Te saldría más a cuenta tener un pago por uso en vez de una suscripción?
  5. ¿Podrías compartirlo con alguien? P.ej. yo comparto Netflix.
  6. Valora si realmente usas ese servicio o producto.
  7. Si no lo ves claro, cancela el servicio.

Por ejemplo, si cancelas 2 o 3 suscripciones que te cuestan 10 € al mes, terminarás por ahorrar más de 300 € anuales – ¿nada mal no?

24. Ahorra todos los extras

Bien fácil.

Si recibes una paga extra, te devuelven dinero en la declaración, te tocan 100 € en la lotería, tu tía te da 50 € por Navidad o cualquier otra cosa, ahórralo directamente.

Ni te plantees gastarlo. Es dinero que no te esperabas, ¿cierto?

Pues ponlo en tu cuenta de ahorros, como si nunca lo hubieras tenido.

25. Vende todo aquello que no necesites

No sé tú, pero yo tengo decenas de cosas que no necesito (y no uso) en casa. Desde ropa a tablas de snowboard, portátiles viejos que funcionan o cometas de tracción.

Sí, como puedes ver gasto demasiado dinero en deportes de aventura y tecnología – que después no termino por usar.

Entre otras cosas que puedes vender:

  • Cosas que compraste y que no usas – ¿te acuerdas de aquella guitarra?
  • Dispositivos electrónicos viejos o que no funcionen (o que funcionen) – teléfonos, ordenadores y tablets.
  • Ropa que no uses.
  • La ropa, libros y juguetes de tus hijos que ya no usan.
  • Tarjetas regalo que te regalaron y no usarás – p.ej. experiencias de Atrápalo o Wonderbox.
  • Tus libros de la universidad.
  • Regalos que tienes aparcados en un cajón porque nunca te gustaron.
  • Joyas y relojes que no te pongas.
  • Herramientas que no uses.
  • Todo lo que se te ocurra.

En mi caso, he encontrado lo siguiente:

  • Super NES – 70 €
  • Portátil Asus – 100 €
  • Macbook blanco –200 €
  • 5 sudaderas, 3 pantalones largos y 3 chaquetas – 35 €
  • Tabla de snow – 40 €
  • Cometa de tracción 3,2 – 90 €
  • Móvil Samsung viejo – 25 €
  • Bici plegable del Decathlon – 90 €
  • 2 escritorios del Ikea – 40 €
  • Hamaca Ikea – 10 €

Me he dado cuenta que tengo en casa, por lo menos, 700 € en cosas que no uso, no necesito y además me ocupan espacio. Habrá que vender todo esto en Wallapop o eBay.

Cantidad que puedes ahorrar: unos 700 € en mi caso.

26. Crea un recordatorios visuales que te ayuden a ahorrar

Este igual te parece un consejo un poco cutre, pero a algunos nos viene bien para controlar nuestros impulsos a la hora de gastar dinero.

Crea recordatorios visuales para incentivar el ahorro. Como por ejemplo:

  • Pega una etiqueta en todas tus tarjetas de crédito que diga ‘¡Ahorra dinero!’.
  • Dibuja una hucha en el espejo del baño o del recibidor.
  • Añade la palabra ‘ahorro’ o ‘NoGastesMucho’ en tus contraseñas relacionadas con las compras online (p.ej. Amazon o PayPal).
  • Ponte un gráfico con el ahorro acumulado del año de fondo de pantalla.
  • Configura la página web de tu banco como la primera que se abra al entrar en internet.
  • Ponte frases que te motiven a ahorrar en la nevera (p.ej. 460 € ahorrados en enero).
  • Usa FutureMe para mandarte emails que te motiven a ahorrar.

Lo reconozco, algunas de estas sugerencias pueden ser un poco demasiado. Pero si te sirven para ahorrar, ¿por qué no usarlas?

Si tienes alguna estrategia similar de tu cosecha, me encantará leerla en los comentarios.

27. Cuánto (en días) te cuesta tu compra

Este es un buen truco si quieres (auto) disuadirte de comprar o gastar dinero al tun tun. Antes de realizar el pago, piensa cuánto te costará esa compras en horas de trabajo.

Créeme, es una excelente manera de ‘aguarte’ la fiesta, y casi siempre funciona (por lo menos a mí).

Tan solo tienes que:

  1. Dividir el sueldo que percibes por las horas trabajadas. Por ejemplo, si asumimos que cobras 1.200 € y trabajas unos 21 días al mes, ganas unos 57 € cada día que trabajas.
  2. Ahora cada compra que vayas a hacer divídela por lo que ganas en un día – en nuestro caso 57 € diarios.
  3. El resultado serán los días (completos que tienes que trabajar) para comprar ese capricho, ahora reflexiona si te compensa.

Para que te hagas una idea, con el ejemplo anterior tendremos que trabajar unos 20 días para pagar un iPhone X, en cambio ‘solo’ necesitaremos 8 días si terminamos por comprar un Huawei p20.

¿Cuál elegirías tú?, con este caso yo lo tengo claro: el Huawei.

Ahorrar dinero, últimas reflexiones

En total, con estas estrategias es posible ahorrar unos 14.000 € al año.

Supongo que tienes claro que es imposible aplicar todas las técnicas a la vez – te volverías loco. Además, puede que muchos gastos no los tengas (p.ej. relacionados con hijos).

¿Pero cómo ahorrar dinero?

Pues mi consejo sería que veas dónde están tus mayores gastos (los puntos 1 y 2 te ayudarán), y aplica 6 o 7 técnicas relevantes para tu caso.

Por ejemplo, si ves que te gastas mucho dinero en compras impulsivas, los consejos 5, 6, 7, 8, 26 y 27 te ayudarán a controlar estos gastos.

Y si tienes cualquier pregunta, comentario o sugerencia, por favor deja un comentario. ¡Estaré encantado de leerte!

Josep

Hola, he escrito este artículo, si tienes una duda no dudes en dejar un comentario.