¿Dónde abrir una cuenta de ahorro?

Las mejores cuentas bancarias

13 marzo, 2018

He analizado las principales cuentas de ahorro para que puedas elegir en cuestión de minutos cuál te conviene más. Si sigues teniendo dudas deja un comentario e intentaré orientarte.

Sin comisiones

Mejor interés

Sin requisitos

Más cajeros

Banca online

Banca telefónica

Banca presencial

Cuenta Ahorro Openbank

Opiniones cuenta ahorro Openbank

Comisiones

0€

Interés

0,74%

Características

Buen interés

Sin comisiones

Requisitos

Sin oficinas propias

Fácil de usar

Total disponibilidad

Resumen

Sin duda una de las cuentas de ahorro más interesantes del momento al ser una de las que mejor interés ofrecen. Tienes que tener en cuenta que solo tienen una oficina, en Madrid, en toda España.

Comisiones

0€

Interés

0,30%

Características

Sin comisiones

Cuenta ahorro

Conéctala a cualquier cuenta corriente

App interesante

Descuentos en Amazon

Operativa corriente

Hasta 35.000€

Resumen

Se trata de una cuenta ideal para aquellos que quieren hacer que ahorrar sea como un juego y quieren un interés aceptable por su dinero. Además puedes domiciliar tu nómina, recibos y tener tarjetas con ellos.

Ferratum cuenta de ahorro

Cuenta ferratum de ahorro: opiniones

Comisiones

0€

Interés

0,8%

Características

Cuenta corriente conectada

Interés atractivo

Multidivisa

Sin requisitos

Sin comisiones

EVO Cuenta Ahorro

EVO Cuenta Inteligente Remiunerada

Comisiones

0€

Interés

0,2%

Características

Sin comisiones

Poco interés

Plazo renovable

Cumplimiento de requisitos

Conectada a cuenta corriente

Fácil empezar a ahorrar

Resumen

Cuenta de ahorro conectada a una cuenta corriente de EVO con la que podrás ahorrar sin darte cuenta puesto que cualquier saldo que supere los 3.000€ en tu cuenta corriente será traspasado a la cuenta de ahorro automáticamente.

¿Qué son las cuentas de ahorro?

Se trata de cuentas bancarias a la vista en las que los ahorradores pueden depositar su dinero y obtener cierta rentabilidad por este. La disponibilidad es absoluta y a diferencia de otros productos financieros (p.ej. depósitos) el cliente podrá retirar los fondos en cualquier momento.

Al contrario de las cuentas corrientes su operativa es limitada y no tiene productos asociados. Por ejemplo, no se pueden domiciliar recibos, cobrar nóminas, asociar tarjetas de crédito o débito o emitir cheques.

Abrir una cuenta de ahorro es muy fácil y es una de las alternativas más comunes para empezar a ahorrar. Al no limitar la oferta temporal, siempre se puede añadir dinero o retirarlo en caso de emergencia. Por ejemplo, si cada mes te sobran 200€ o 300€ los puedes transferir a la cuenta de ahorro que abras.

Aspectos a considerar antes de abrir una cuenta de ahorro

Antes de decidirte a abrir una cuenta de ahorros deberías entender sus principales características para no llevarte sorpresas y saber qué esperar:

Rentabilidad: Es el tipo de interés que la entidad financiera te ofrecerá al abrir la cuenta. Debido a los tipos bajos que actualmente el Banco Centrar Europeo marca la rentabilidad de este tipo de cuentas no es ‘la bomba’, pero como suelen decir, menos da una piedra.

Evolución del Euribor. Fuente Wikipedia

Interés inicial vs interés real: Con tal de atraer atención algunos bancos ofrecen tipos de interés muy altos pero estos son solo para los primeros meses.

Condiciones y vinculación: En algunas ocasiones los bancos exigen cierta vinculación por parte del cliente para que estos puedan acceder a mayor rentabilidad. Por ejemplo, para ofrecerte la cuenta de ahorros que más interés paga puede que te pidan domiciliar la nómina con ellos. Antes de abrir la cuenta asegúrate que esto te compensa.

Comodidad: Mi consejo es que no abras una cuenta a la que te será difícil acceder o hacer transferencias con regularidad. Tu objetivo es ahorrar y un sistema que lo ponga fácil a la hora de ingresar dinero en la cuenta de ahorro es importante.

Fácil de usar y entender

Se trata de productos financieros muy simples por lo que no tendrás problemas para entender cómo funcionan. Además, abrir una cuenta de ahorro es muy fácil, la mejor alternativa si no quieres complicaciones.

Riesgo cero

Mediante el Fondo de Garantía de Depósito los gobiernos europeos (el español también) garantizarán todo el dinero que tengas en tu cuenta de ahorros hasta un máximo de 100.000€. Así podrás dormir por las noches sin estresarte por tus ahorros.

Sin comisiones

Las cuentas de ahorro no tienen comisiones, o por lo menos no deberían. Si ves que un banco te cobra por este tipo de producto, piensa en mover tus fondos.

Disponibilidad total 

Con las cuentas de ahorro podrás acceder a tu dinero en cualquier momento. Por ejemplo, si necesitas retirar todos tus fondos podrás hacerlo al instante.

Mayor interés

Pese a no ser el producto financiero que más interés ofrece su rentabilidad es mayor que la que las cuentas corrientes ofrecen.

Balance en negativo

Al contrario que con otro tipo de cuentas (p.ej. cuenta nómina) no podrás tener descubiertos ni otros servicios asociados como el anticipo de la nómina.

Operativa limitada

Se trata de una cuenta con la que no podrás realizar operativa diaria como en una cuenta corriente. No es posible domiciliar recibos, recibir anticipos de nómina, tener tarjetas o cobrar la nómina en este tipo de cuentas.

Capital mínimo

Aunque no es lo más habitual puede que en algunos casos te exijan tener un balance mínimo para acceder a la cuenta de ahorro.

Rentabilidad menor a otras alternativas

A pesa de que ofrecen mayor rentabilidad que las cuentas corrientes tradicionales, otras alternativas (p.ej. los depósitos o bonos) suelen pagar más intereses.

¿Cuánto ganarás con una cuenta de ahorros?

Poco. Como hemos mencionado antes el Banco Central Europeo (BCE) lleva muchos meses con los tipos de interés en mínimos históricos, eso hace que los bancos puedan acceder al dinero que ofrece el BCE sin pagar mucho interés. Es por eso que las entidades financieras no necesitan el dinero del pequeño ahorrador y por eso pagan poco interés.

Aún así veamos un ejemplo práctico del interés que ganarías, si por ejemplo dejaras 25.000€ en una cuenta de ahorros durante varios meses (6, 12, 18, 24, 30, 36 y 42) a un 1% de interés:

Para calcular los intereses que recibirás tan solo tienes que multiplicar el tipo de interés (1%) por la cantidad invertida y por el tiempo que vayas a tener la inversión. Por ejemplo en el caso de un año lo calcularíamos de la siguiente forma:

25000 x 0,01 x 1 = 250€

TiempoTipo de interésBeneficio
6 meses1%125€
12 meses1%250€
18 meses1%500€
24 meses1%625€
30 meses1%750€
36 meses1%875€
42 meses1%1,000€

¿Son las cuentas de ahorro para ti?

Obviamente las cuentas de ahorro no son la mejor opción de inversión para todo el mundo. Si respondes a este perfil las cuentas de ahorros son para ti:

  • Quieres un producto financiero fácil de entender y que no te de muchos dolores de cabeza a la hora de gestionarlo.
  • No te gusta el riesgo y quieres una inversión segura.
  • Necesitas tener tu dinero disponible en todo momento.
  • No necesitas operar con esta cuenta (p.ej. pagar recibos o cobrar una nómina)

Por el contrario, puede que las cuentas de ahorro no sean para ti si:

  • Quieres rentabilidades más atractivas e incluso estás dispuesto a asumir más riesgos.
  • No te importa tener tu dinero inmovilizado, por ejemplo, en un depósito durante varios meses o varios años.
  • Si quieres poder operar con esta cuenta. Por ejemplo vas a usarla para cobrar tu nómina, domiciliar recibos o quieres tener una chequera.
  • Eres el Warren Buffett de tu comunidad de vecinos y controlas los mercados financieros. Aunque en ese caso, seguramente no necesitas mi consejo, suerte.

Alternativas a las cuenta de ahorro

Si te has dado cuenta que una cuenta de ahorro no es lo que andas buscando, querrás conocer las alternativas más populares y que más se adapten a tu perfil inversor. Ten en cuenta que algunos de los siguientes productos financieros tienen mayor riesgo y podrías perder la inversión:

  • Depósitos bancarios: La idea es simple, le llevas el dinero a una entidad financiera y ellos se lo quedan durante un período de tiempo (p.ej. 24 meses), cuando termina este te devuelven lo invertido más un interés. Tienes que tener en cuenta que no podrás acceder al dinero del deposito, algunas veces es posible acceder al dinero pero esto conlleva penalizaciones. Hay que decir que los depósitos está también garantizada hasta los 100.000€ y el riesgo es mínimo. Si vas a necesitar el dinero, una cuenta de ahorros es una mejor solución.
  • Otra alternativa a las cuentas de ahorro es comprar deuda pública. La idea es que le dejas dinero a un estado (p.ej. España, Portugal o Reino Unido) durante un tiempo. Al final te devolverán el capital invertido más los intereses pactados. Sobre el papel y si pones el dinero en manos de un estado (más o menos) este tipo de inversión conlleva poco riesgo.
  • Si quieres una mejor rentabilidad y te va el riesgo puedes poner tu dinero en un fondo de inversión. Puedes entender esto como un grupo de personas o entidades que ponen en común su capital para invertir. Un equipo gestor experto en finanzas decidirá en qué se invierte y gestionará la cartera. Tienes que tener claro que aunque la mayoría de fondos son solventes y sus gestores serios, se trata de productos financieros con un mayor riesgo.
  • Pero claro, si quieres obtener la mayor rentabilidad, crees que sabes de bolsa y no tienes miedo al riesgo, siempre puedes invertir en bolsa y sus derivados. Pero claro yo no te aconsejo esto a menos que sepas que estás haciendo pues esto tiene mucho riesgo. Ah, y no me pidas consejo de esto porque no sabré asesorarte.
  • Otra opción es invertir en divisas. Simplemente se trata de hacerte con una moneda que crees que va a subir con relación al Euro. Por ejemplo, si crees que el dólar americano subirá en los próximos meses siempre puedes abrir una cuenta en dólares americanos y esperar a el milagro. Otra variante son las criptomonedas como Dash y Bitcoin. Tienes que tener claro que el riesgo que asumes es bastante alto.
  • Participa en una startup. Pues eso, si conoces a alguien que está lanzando su empresa y crees que será un bombazo y no tienes miedo a perder TODA tu inversión, adelante hazte con una participación de la empresa y únete a la revolución tecnológica.

Las anteriores son sugerencias de alternativas en las que invertir si las cuentas de ahorro son demasiado aburridas para ti. Pero claro, ni me haré responsable de tus pérdida ni muchas de estos productos financieros son aptos para gente como tú y como yo, sin conocimientos de los mercados financieros.

Las mejores cuentas de ahorro para el 2018

Cuenta Bienvenida Openbank

Opiniones cuenta ahorro Openbank

Santander sacó en 1995 su marca para operar por internet, Openbank. Desde entonces es han acumulado 1 millón de clientes y se han convertido en uno de los bancos online más populares. Revisemos los principales pros y contras de la cuenta de ahorro Bienvenida de Openbank.

Lo bueno: Ofrecen una rentabilidad mayor que la mayoría de la competencia. Podrás poner todo el dinero (hasta 1 millón de euros) que quieras. Tendrás una disponibilidad total de tu dinero.

Lo no tan bueno: Tendrás que operar exclusivamente a distancia ya que no tiene oficinas propias. Para tener la máxima rentabilidad tendrás que tener algún tipo de vinculación con Openbank (p.ej. domiciliar tu nómina en su cuenta corriente). Esta oferta solo está disponible para clientes nuevos.

Pros y contras

Buen interés

Sin (casi) máximo a remunerar

Disponibilidad total

Dinero asegurado

Requisitos

Límite temporal

Nuevos clientes

Sin oficinas

Coinc el ahorro ‘divertido’

Conic cuenta de ahorro opiniones

Se trata de una idea para hacer el ahorro diferente del grupo Bankinter, uno de los bancos del IBEX35. Es una cuenta con la que podrás poner metas de ahorro y definir un tiempo en el que cumplirlas.

Además, podrás operar con esta cuenta; domiciliar tu nómina o recibos no es un problema y es posible tener una tarjeta para retirar dinero. Pero veamos que puedes esperar de esta cuenta de ahorro:

Lo bueno: Se trata de una forma de ahorro diferente y resulta fácil de gestionar. Tendrás descuentos en Amazon y no te cobrará comisiones. Además, es posible operar con esta cuenta ya que podrás domiciliar tu nómina y recibos.

Lo no tan bueno: Pues solo te darán interés por los primeros 35.000€. Otras cuentas, si te vinculas con el banco, pueden dar más interés. No es posible hacer transferencias más allá de las cuentas (a tu nombre) que tengas vinculadas.

Pros y contras

Sin comisiones

Marca Bankinter

Fácil de gestionar e interactiva

Operativa cuenta corriente

Amazon y devolución de recibos

Interés mejorable

Límite de saldo remunerado

Sin transferencias

Cuenta Inteligente EVO (cuenta de ahorro)

EVO Cuenta Inteligente Remiunerada

 

EVO, actualmente propiedad de un grupo de inversión americano, surgió como una fusión de varias cajas de ahorro en el 2012. En la actualidad cuentan con 1 millón de clientes y unos 700 empleados repartidos por sus 45 oficinas.

Lo bueno: Es una cuenta fácil de usar y con la que tienes una cuenta corriente vinculada. El tipo de interés no se reduce con el tiempo ni tampoco hay un límite de dinero que podrás tener en esta cuenta. Tu inversión estará garantizada hasta los 100.000€ por el fondo de garantía de depósitos bancarios.

Lo no tan bueno: Te verás obligado a abrir una cuenta corriente con EVO y cumplir unos requisitos para poder acceder a esta cuenta de ahorro. La verdad es que su interés no es el más alto del mercado. Tienen muy pocas oficinas en España, si quieres que te atiendan en persona, asegúrate de tener una sucursal cerca.

Pros y contras

Sin comisiones

Ahorro automático

Dinero garantizado

Fácil de abrir

Sin límite temporal

Requisitos

Interés bajo

Pocas oficinas

Josep Garcia

Hola, he escrito este artículo, si tienes una duda no dudes en dejar un comentario.

Preguntas frecuentes

¿Que diferencia hay entre una cuenta corriente y cuenta de ahorro?

Lo que diferencia a las cuentas corrientes de las cuentas de ahorro es la rentabilidad y la operativa. Las cuentas de ahorro son remuneradas (pagan interés) y ofrecen mayor rentabilidad mientras que no podrás operar con estas. Por el contrario, las cuentas corrientes ofrecen un interés prácticamente nulo pero es posible operar con estas (p.ej. domiciliar recibos o tener tarjetas).

Otra característica importante de las cuentas de ahorro es que estas no tienen comisiones mientras que las cuentas corrientes pueden tener las comisiones típicas de mantenimiento, por transferencia, por las tarjetas, etc.

La idea básica es que las cuentas corrientes están destinadas a usarse en el día a día (p.ej. para cobrar la nómina) mientras que las cuentas de ahorro están diseñadas para que depositemos dinero y poco a poco hacer crecer nuestro capital. Nunca es buena idea tener dinero que no necesitas en tu cuenta corriente, si esta no te paga un interés alto es mejor mover este dinero a una cuenta de ahorro.

 

¿Qué diferencia hay entre las cuentas de ahorro y los depósitos?

Las cuentas de ahorro son productos financieros donde podemos ingresar dinero para empezar a ahorrar. Son cuentas remuneradas, el banco te pagará intereses por tener tus ahorros con ellos. Estas cuentas bancarias destinadas al ahorro no restringen el acceso al dinero y por eso podrás sacar tu capital en cualquier momento.

Los depósitos bancarios también ofrecen rentabilidad, de hecho suele ser mayor que en las cuentas de ahorro. La inversión está pensada para que dure un cierto tiempo (p.ej. 24 meses) y al final del período el banco te devolverá tu inversión más los intereses pactados. La diferencia principal con las cuentas de ahorro es que no podrás acceder a tu dinero hasta el final de la inversión o serás penalizado.

En términos generales los depósitos ofrecen mayor rentabilidad que las cuentas de ahorro y suelen requerir de una inversión mínima (p.ej. 10.000€). La ventaja de las cuentas de ahorro es que siempre tendrás acceso a tu dinero, algo muy útil si tienes una emergencia. En ambos casos tu inversión estará protegida por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta los 100.000€.

¿Hay que pagar impuestos?

Sí, hacienda siempre está al quite. Tendrás que pagar impuestos por los beneficios que obtengas con tus cuentas de ahorros. De año a año el tipo impositivo puede variar un poco, en la Agencia Tributaria puedes encontrarlos.

Beneficios del ahorroPorcentaje
Primeros 6.000€19%
Siguientes 44.000€21%
A partir de 50.000€23%

Los primeros 6.000€ (de beneficio) que obtengas tendrán un tipo impositivo del 19%. Si superas esa cantidad, felicidades porque tienes mucha pasta, hacienda querrá que le pagues un 21% por los siguientes 40.000€ y un 23% por todos los intereses que superen los 50.000€.

Las entidades bancarias suelen retener el tipo mínimo (19% actualmente) antes de abonarte los intereses y los ingresarán a hacienda por ti. Si superas los 6.000€ en intereses tendrás que liquidar (pagar) la parte que el banco no te retuvo para quedar en paz con el fisco.

¿Hay cuentas de ahorro sin comisiones?

Pues claro, de hecho es extraño que las cuentas de ahorro tengan comisiones, diría que no me he encontrado con ninguna jamás. Si te ofrecen una cuenta de ahorro que tiene comisiones, te sugeriría que busques una alternativa puesto que hay suficientes cuentas de ahorro sin comisiones en el mercado como para que termines pagando por una.

¿Existen las cuentas de ahorro para niños?

Muchos bancos comercializan cuentas de ahorro para niños (hasta los 17 años), estas son una gran oportunidad para que los pequeños empiecen a ahorrar. Además, es bastante común que padres, familiares y amigos hagan ingresos en este tipo de cuentas. Esta cuenta será gestionada por los padres o tutor legal del menor.

Las cuentas infantiles suelen tener cierta rentabilidad puesto que son cuentas de ahorro. Como es lógico no se puede operar con ellas y domiciliar recibos o vincular tarjetas no es posible, tienen una operativa limitada.

Igual que las cuentas de ahorro más comunes, las cuentas de ahorro infantiles no tienen comisiones asociadas. Así mismo las cuentas de ahorro para niños también están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta los 100.000€.

¿Qué es una cuenta de ahorro vivienda?

Son cuentas que las entidades financieras diseñaron para que los clientes puedan ahorrar con la finalidad de comprar una vivienda o rehabilitar un inmueble. Generalmente hay un plazo máximo para esta cuenta de ahorro, por ejemplo 4 años, dentro del cuál se tiene que comprar (o rehabilitar) el inmueble.

Estas cuentas tenían unos beneficios fiscales importantes, pero con el cambio en la ley en España dejaron de tenerlos. Es por eso que actualmente las cuentas viviendas están en desuso ya no se comercializan. Una cuenta de ahorro normal como las que encuentras en esta página es la alternativa más lógica.