Comparativa de los mejores depósitos para el 2018

Depósitos bancarios

13 marzo, 2018

Para que puedas encontrar el deposito que más te conviene para hacer crecer tu inversión, he recopilado las mejores ofertas y actualizo la información a diario. Además, si no tienes claro qué tipo de depósito te conviene más (p.ej. estructurado, a plazo fijo, a la vista, etc.), te desvelo las ventajas y desventajas de cada uno.

¿Qué es un depósito bancario?

Es un producto financiero destinado al ahorro y a la inversión donde el cliente deposita su dinero. La característica principal es que la inversión tiene que mantenerse en el depósito durante un tiempo determinado. Al terminar dicho plazo el banco devuelve tu inversión más el interés generado.

Lo podemos entender como un micro crédito que los clientes le hacen al banco, a cambio, estos reciben un interés. Se trata del mecanismo que sustenta el modelo de negocio de la banca, con el dinero que sus clientes depositan en la entidad financiera, estos prestan dinero a otros clientes a un interés superior; la diferencia es su beneficio.

Tipos de depósitos

Hay varios tipos de depósitos bancarios y no todos funcionan de la misma forma. Para que entiendas cuál se adapta más a tu perfil de inversor te detallo los más populares y sus principales características.

Depósito a plazo fijo - ¿La mejor opción?

La idea es sencilla, al abrir un depósito a plazo fijo le prestarás el dinero al banco a un tipo de interés pactado por un tiempo acordado. En otras palabras, sabrás en todo momento cuánto te pagará el banco al final del depósito.

El plazo de la inversión de los depósitos varía mucho, puede ir de los 2 o 3 meses hasta incluso superar los 5 años. Obviamente, cuanto más tiempo tengas tu inversión en el banco, mayor tipo de interés te ofrecerán por tu inversión

Con este tipo de depósitos no es posible acceder a tu dinero antes de que termine el plazo ya que si lo haces tendrás penalizaciones por eso.

Inversión y capital asegurados

Al tratarse de depósitos bancarios estos están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos si tu inversión no supera los 100.000€.

Rentabilidad pactada de antemano

Como antes de abrir el depósito has acordado un tipo de interés sabrás en todo momento cuánto dinero ganarás.

Buena rentabilidad

Si tienes dinero que sabes que no vas a necesitar y quieres seguridad un depósito a plazo fijo te ofrece la mejor rentabilidad.

Simple y fácil

Es una fórmula bien simple, pones un dinero por un tiempo determinado en el banco y te devuelven un interés. Otros tipos de depósitos (p.ej. el estructurado) son más complejos y no sabes exactamente cuánto ganarás hasta el final del período puesto que tu interés dependerá de indices económicos (p.ej. el IBEX).

No podrás sacar el dinero

A diferencia de las cuentas remuneradas no podrás acceder a tu dinero hasta que termine el plazo acordado con la entidad financiera. Si por motivos de fuerza mayor tienes que hacerlo el banco te aplicará una penalización en el tipo de interés.

Inversión mínima

La mayoría de depósitos te pedirán que hagas una inversión mínima para poder abrir uno; por ejemplo, 2.000€.

Requisitos y condiciones

En algunas ocasiones la entidad financiera te pedirá algunos requisitos (inversión mínima) o condiciones para ofrecerte las mejores ofertas. Por ejemplo, puede que quieran que te vincules con el banco abriendo una cuenta corriente también con ellos.

Depósitos a plazo destacados

Interés

1,25% TAE

Plazo

36 meses

Características

Cancelable

Buena rentabilidad

Inversión garantizada

Liquidación anual

Atención telefónica

Renovable

Resumen

Se trata de uno de los depósitos con mejor rentabilidad en España. Además, tu inversión estará garantizada hasta los 100.000€ por ser una entidad con sede en Europa.

Interés

1% TAE

Plazo

25 meses

Características

Cancelable

Rentabilidad aceptable

Liquidación trimestral

Sin comisiones

Renovable

Con sede en españa

Resumen

Se trata de un buen depósito con un rentabilidad aceptable con depósitos a 14, 18 y 25 meses. Uno de los bancos que más popularidad están ganando en España en los últimos tiempos.

Depósito estructurados -  ¿Dónde está el truco?

Este tipo de depósito es más complejo puesto que el interés que paga el banco depende de la evolución de un índice (p.ej. el IBEX), de un fondo de inversión, acciones de una empresa o otros activos financieros.

Es por eso que la rentabilidad es variable y esta no está asegurada aunque hay una rentabilidad mínima (algunas veces 0) y otra máxima. Eso sí, el capital lo tendrás asegurado al 100% incluso si el banco quebrara gracias al Fondo de Garantía de Depósitos.

Inversión asegurada

Como con cualquier otro depósito tu inversión estará asegurada por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Rentabilidad potencial elevada

Los tipos de interés que ofrecen los depósitos a plazo fijo son, en la actualidad, bastante bajos. Por ello los depósitos estructurados son una opción para mejorar (si las cosas van bien) la rentabilidad.

Cancelación anticipada no permitida

Con este tipo de depósitos la cancelación anticipada no suele estar permitida. Por eso, antes de abrir uno y comprometer tu capital, piensa dos veces si necesitarás el dinero a corto plazo.

Capital mínimo

Para abrir un depósito estructurado necesitarás un capital mínimo, por ejemplo 5.000 € o 10.000€.

Más complejos

Al tener una rentabilidad variable que depende de cómo haya evolucionado el producto subyacente, es más difícil de entender y predecir la rentabilidad futura. Los depósitos a plazo son más simples.

Mejores depósitos estructurados

Josep Garcia

Hola, he escrito este artículo, si tienes una duda no dudes en dejar un comentario.

Lo que deberías saber sobre los depósitos bancarios

Los depósitos bancarios son uno de los productos financieros para el ahorro más comunes por su sencillez. Simplemente abre uno, deposita tu dinero y al final del período pactado el banco te devolverá tu inversión más los intereses.

Se trata de inversiones seguras garantizadas por el estado y con las que no podrás perder tu inversión. Este aspecto las diferencias de otras alternativas como la compra de deuda o la inversión en mercados de capitales.

Uno de sus atractivos es que ofrecen rentabilidad por tu dinero y es una manera de hacer crecer tu inversión. Tienes que tener en cuenta que con los tipos de interés actuales, la rentabilidad de los depósitos no es tan atractiva como en épocas anteriores.

Evolución del Euribor

Se trata de instrumentos de inversión temporales puesto que estos duran un tiempo determinado (aunque pueden renovarse al término). Existen depósitos a corto plazo y otros más a largo plazo, deberás elegir el que más se adapte a tu perfil.

Características de los depósitos – ¿Qué hay que tener en cuenta?

Existen varios aspectos que caracterizan a los depósitos y que tendrás que tener claros antes de liarte la manta a la cabeza e invertir en uno:

  • Inversión mínima: Lo más normal es que los depósitos requieran una inversión mínima para que lo puedas abrir, esta varía mucho, hay depósitos que pueden contratarse a partir de 2.000€ mientras que otros requieren un mínimo de 100.000€.
  • Plazo: Este es el tiempo que el banco tendrá tu dinero. Tienes que tener en cuenta que si accedes a tu dinero antes de que termine el plazo del depósito esto te conllevará una penalización.
  • Cancelación anticipada: En algunos casos existen depósitos con una cláusula de cancelación anticipada por si necesitaras el dinero antes del término del depósito.
  • Rentabilidad del depósito (cupón): Es la rentabilidad que el depósito ofrece al final del plazo. Esta rentabilidad puede ser de tipo fijo o variable con los depósitos estructurados.
  • TAE (Tasa Anual Equivalente): Para poder comparar la rentabilidad de depósitos con diferentes horizontes temporales nos fijaremos en la Tasa Anual Equivalente. Esta nos dice lo que ganaríamos con cada producto si la inversión fuera de un año.
  • Pago de intereses: Cada depósito pagará los intereses cuando se haya acordado. La liquidación de los intereses suele ser: mensual, trimestral, semestral, anual o al final del plazo de la inversión.
  • Cuenta asociada de ahorro: normalmente gratis y es donde se depositan los intereses generados.
  • Activo subyacente: En los depósitos estructurados la rentabilidad depende de otros productos financieros (p.ej. del IBEX35 o acciones de empresas), estos productos de llaman ‘activos subyacentes’.
  • Comisiones: El banco no suele cobrar comisiones por los depósitos.

Tipos de depósitos

Existen múltiples clasificaciones de depósitos: según el plazo de inversión, dependiendo de si se contratan online o no, de si dependen de entidades financieras en España o de fuera de España. Pero la distinción más típica es entre depósitos a plazo fijo y los depósitos estructurados, veamos en qué se diferencian:

  • Los depósitos a plazo fijo son los más sencillos de entender; le dejamos un dinero al banco durante un tiempo determinado (12 meses, 24 meses, etc) y al vencimiento de la inversión el banco nos devolverá la inversión inicial más los intereses pactados al abrir el depósito.
  • En el caso de los depósitos estructurados el límite temporal funciona de una forma similar. Pero la rentabilidad que tendremos dependerá del activo subyacente del que el depósito dependa (p.ej. el IBEX 35). Al final del período se calculará el crecimiento del productos asociado y se calculará el interés a pagar. Este tipo de depósitos suelen tener una rentabilidad mínima (que suele ser 0) y una rentabilidad máxima.

Hay que decir que tu inversión estará garantizada con ambos modelos, pero con el depósito estructurado hay un poco más de riesgo (en los intereses) puesto que nuestro beneficio dependerá de cómo evolucionen otros activos; pero a su vez suele tener más rentabilidad.

Rentabilidad de los depósitos bancarios

Esta rentabilidad puede ser de tipo fijo o de tipo variable, la de tipo fijo es bastante fácil de calcular, mientras que la de tipo variable es más difícil puesto que esta está ligada a algún indice (activo subyacente). Pero veamos un ejemplo práctico:

Si invertimos 25.000€ en un depósito que paga in interés nominal (fijo) del 1% y el depósito tiene un plazo de 1 año, al final de este recibiremos 250€ de beneficio; en total tendremos 25.250€.

25000 x 0,01 x 1 = 250€

Para que veas la diferencia de cómo influye el tiempo en las inversiones en la siguiente tabla puedes ver el interés que recibirías con diferentes horizontes temporales:

Duración del depósitoTipo de interésBeneficio
6 meses1%125€
12 meses1%250€
18 meses1%500€
24 meses1%625€
30 meses1%750€
36 meses1%875€
42 meses1%1,000€

Tributación de los depósitos bancarios

Si tienes beneficios con tu depósito, tendrás que pagar impuestos por estos.  Todos aquellos intereses que te paguen tributarán mediante el IRPF. La Agencia Tributaria ha previsto los siguientes tipos para los beneficios derivados de productos financieros para el ahorro:

Beneficios del ahorroPorcentaje
Primeros 6.000€19 %
Siguientes 44.000€21 %
A partir de 50.000€23 %

Por ejemplo, si ganas 20.000€, tendrás que pagar un 19% por los primeros 6.000€ y el 21% por los otros 14.000€; en total 1.140€ más 2.940€.

Los bancos suelen practicar por defecto una retención del 19% sobre los intereses que te paga, por eso solo tendrías que pagar más a Hacienda si pasaras de los 6.000€ de intereses al año.

Alternativas a los depósitos bancarios

Los depósitos no son el mejor producto financiero de ahorro para todo el mundo. Algunos necesitaremos el dinero y no lo podremos tener comprometido durante el plazo del depósito y a otros la rentabilidad que ofrecen nos parecerá poca. Por eso si ten encuentras en unos de estos casos te traigo algunas alternativas:

  • Cuentas de ahorro: Si vas a necesitar el dinero o simplemente quieres poder acceder a tu dinero en cualquier momento las cuentas de ahorro son la mejor alternativa. Además, la inversión de hasta 100.000€ también están garantizadas con estas cuentas.
  • Bonos de deuda pública: Es como un préstamo que le harás al estado por un período de tiempo determinado (p.ej. 6 meses, 1 año, 2 años, 5 años, etc). Al final del plazo te devolverán el capital que invertiste y los intereses pactados. Si compras deuda de países (más o menos) ‘serios’ el riesgo de estas operaciones es mínimo, pero existe.
  • Deuda de empresas: Esto es algo similar a comprar deuda pública pero simplemente cobras deuda de una empresa. La verdad es que aquí el riesgo es bastante mayor puesto que si la empresa quiebra o se declara en suspensión de pagos puedes perder toda tu inversión. Las empresas que emiten deuda lo hacen, algunas veces, porque los bancos no les prestan dinero; ¿si no lo hace el banco por qué deberías hacerlo tú?
  • Mercado monetario: Si eres un gurú financiero y sabes (o crees) que una determinada moneda subirá en los próximos meses puedes invertir en esta y especular. Es difícil que pierdas tu inversión por completo porque raras veces las monedas estables desaparecen o pierden todo su valor, pero claro si estas suben, también pueden bajar. Es una alternativa con un riesgo importante.
  • Mercado de valores: Puedes comprar acciones de empresas y cobrar los dividendos (si tienen beneficio) o tus intenciones pueden ser especulativas (vender las acciones más tarde por más dinero). No hace falta que te diga que esto tiene muchos riesgo y no serías el primero en perder mucho dinero haciendo una mala inversión, ves con cuidado si optas por esta alternativa.

Por favor, ten en cuenta que algunas de los productos financieros que aquí menciono no tienen la inversión garantizada y podrías terminar por perder mucho dinero, quedas avisado que si inviertes en uno de estos productos es por tu cuenta y riesgo.

Pros y contras de los depósitos bancarios

VentajasDesventajas
Sin riesgo

Pues eso como he venido repitiendo si tu depósito es de 100.000€ o menos el Banco de España lo garantiza por medio del Fondo de Garantía de Depósitos.

Sencillos y fáciles de entender

Se trata de productos financieros sencillos de entender y que necesitan poco papeleo para constituirse. Además el concepto es la mar de sencillo: le ‘prestas’ dinero al banco y este te lo devuelve en unos meses más un interés.

Rentabilidad mediana

Aunque no puedes esperarte la rentabilidad más alta ofrece más interés que una cuenta remunerada o de ahorro.

Dinero comprometido

Existe un plazo durante el que no podrás acceder a tu dinero o si lo haces serás penalizado y la rentabilidad de tu depósito bajará en picado.

Inversión mínima

Es típico que los depósitos requieran una inversión mínima, otros productos destinados al ahorro no tienen esta limitación.

Rentabilidad baja

Pese a ofrecer más interés del que normalmente ofrecen las cuentas remuneradas o las cuentas de ahorro, la rentabilidad es moderada. Otros productos financieros te darán más por tus ahorros.

Preguntas frecuentes

¿Cómo abrir un depósito?

Abrir un depósito es bastante sencillo. Si te manejas con internet basta con visitar la página web del banco que elijas, rellenar el formulario y presentar la documentación que te exijan. Después solo tendrás que hacerles llegar el dinero y ya tendrás tu depósito abierto.

Otra opción es acudir a una oficina y hacer el trámite en person pero este suele ser más lento. Además por internet se suelen conseguir mejores rentabilidades.

Depósito bancario o cuenta de ahorro ¿cuál elijo?

Pues esto dependerá básicamente de si vas a necesitar el dinero o no. Un depósito te dará más rentabilidad pero estarás obligado a mantener el dinero en este hasta que termine el plazo. Con una cuenta de ahorro tendrás libre acceso a tu dinero en cualquier momento.

Para decidirte tienes que considerar el plazo de la inversión y la rentabilidad que cada producto te ofrece. Pero ten en cuenta que hay muchos tipos de depósitos e incluso hay algunos con plazos de 12 meses o menores.

Depósito bancario vs bono, ¿Cuál elegir?

Los bonos pueden ofrecer un poco más de rentabilidad de lo que los depósitos ofrecen, pero claro, existe más riesgo puesto que tu inversión no estará garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Por regla general, si no estás seguro y no te va el riesgo te sugeriría que te quedaras con un depósito, así dormirás mejor por las noches.

¿Qué riesgo tienen los depósitos bancarios?

Pues tienen un riesgo cero si estos están por debajo de los 100.000€ puesto que el banco de España garantiza estos depósitos para todas aquellas entidades financieras que tienen su sede en el territorio nacional.

Si tienes más de 100.000€ lo mejor sería que dividieras tu capital para que ninguno de tus depósitos superara los 100.000€, así siempre estarás asegurado.

¿Puedo cancelar un depósito antes de tiempo?

En principio no y si lo haces esto tendrá algún tipo de penalización para ti. Si te permiten retirar el dinero (o parte del dinero) anticipadamente lo más seguro es que tengas que pagar:

  • Una comisión de cancelación, esta se aplicará sobre los intereses aún no generados del depósito. Sobre el papel, esta no se aplica a los intereses que el depósito ha generado ya. Por ejemplo si el depósito tenía un plazo de 24 meses y lo retiras al año los intereses del primer año te pertenecen. Esta comisión se suele aplicar cuando haces un retirado parcial de dinero y no retiras todo el capital.
  • Si optas por acceder a la totalidad del dinero el banco te reducirá el interés que te pagará. Estas bajadas de interés no son moco de pavo y puede que su interés sea del 0%. Eso sí nunca tendrás intereses negativos y por lo tanto deberías disponer de la totalidad de tu inversión inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *