Invertir en bolsa en 2019: Trucos y errores a evitar

Josep

14 septiembre, 2019

Invertir en bolsa en 2019: Trucos, herramientas y errores a evitar

En algún momento todos nos hemos hecho tu misma pregunta:

¿Cómo invertir en bolsa y no arruinarme?

No te preocupes, no estás solo.

La verdad sea dicha, hace unos años invertir en bolsa era algo más complejo (y caro). Aún recuerdo cuando de niño veía las acciones subir y bajar (sin entender nada por supuesto), en el Teletexto – si no sabes qué fue el Teletexto no te preocupes, internet es mucho mejor.

En esta guía quiero enseñarte a invertir en bolsa de forma fácil (y sin que te cueste un ojo de la cara en comisiones) explicándote los conceptos básicos para que puedas tomar decisiones por ti mismo y sobre todo, de forma segura.

Resumen: La forma más rápida, simple y segura para invertir en bolsa es usar un broker (p.ej. DeGiro o Plus 500) o un robo-advisor (p.ej. Indexa Capital o Finizens) e invertir en Fondo Indexados (o ETF) como el Vanguard S&P 500. La clave está en mantener tus posiciones a largo plazo (para siempre) reinvirtiendo las ganancias en estos. De esta manera te aseguras obtener la misma rentabilidad que el mercado (la bolsa) y una gran diversificación del riesgo. Si no has entendido nada, no te preocupes, desarrollaré este concepto en esta guía.

Nota: Esta es una guía para que entiendas cómo invertir en bolsa con las máximas garantías, pero en ningún caso me hago responsable de tus posibles pérdidas ni tampoco de tus ganancias.

¿Qué es la bolsa?

¿Qué es la bolsa?

Buena pregunta, según la Wikipedia la bolsa es:

«… una organización privada que brinda las facilidades necesarias para que sus miembros, atendiendo los mandatos de sus clientes, introduzcan órdenes y realicen negociaciones de compra y venta de valores, tales como acciones de sociedades o compañías anónimas, fondos, bonos públicos…»

Vamos, que puedes entender la bolsa como un mercado donde se compran y venden ‘valores’ como acciones, fondos, ETF, etc. – en un momento te cuento qué son los valores.

¿Por qué invertir en bolsa?

Primero deja que te diga que si quieres hacerte rico invirtiendo en bolsa no estás leyendo la guía adecuada – de hecho dudo mucho que nadie sepa realmente cómo hacerlo. Personalmente quiero obtener la máxima de rentabilidad pero de la forma más segura posible si esto te suena bien, sigue leyendo.

Muy pocos son los que se hacen verdaderamente ricos invirtiendo en bolsa, de hecho yo no conozco personalmente a nadie.

¿Y tú?

Pero invertir en acciones (y otros valores) es una excelente forma de hacer crecer tus ahorros y riqueza si tienes paciencia y vista.

Evolución del Dow Jones desde 1915 a 2019

Por ejemplo, el Dow Jones (índice industrial bursátil de EEUU) creció de media un 7% anual desde 1907 – teniendo en cuenta la inflación. Esto quiere decir que si un antepasado nuestro hubiese invertido 100US $ en 1915 nuestra inversión estaría valorada en unos $1800 US$.

Lo acepto, no es muy impresionante, pero si nuestro antepasado hubiera reinvertido los dividendos en el mercado, la cifra sería de unos 150.000 US$. Esto ya no suena tan mal, ¿verdad?

Consejo Nº 1: El interés compuesto (reinvertir tus ganancias) es un milagro financiero y el mejor aliado de los inversores, no lo olvides.

Veamos los principales pros y contras de invertir en valores:

Pros de invertir en el mercado de valores:

  • Rentabilidad alta: A largo plazo el valor de las empresas que conforman el mercado tiende a crecer y por eso tu inversión también lo hará si mantienes tus posiciones. Esto te ayuda a combatir la inflación (la subida de precios). Además la rentabilidad de la bolsa suele ser mayor que otras inversiones como los bonos de deuda pública.
  • Proceso sencillo: Si lo comparamos con otras formas de inversión (p.ej. inmobiliaria) comprar valores es relativamente sencillo. Tan solo necesitarás una herramienta como DeGiro o Plus 500.
  • Liquidez: Al contrario que otras inversiones, los valores son inversiones muy líquidas pues la mayoría se pueden vender en cuestión de segundos. ¿Cuánto tardarías en vender un piso?
  • Bajas comisiones: Comprar y vender acciones u otros valores es relativamente económico pues las comisiones son bajas – aunque haberlas haylas.
  • Diversificación: Puedes invertir en un montón de países y elegir entre miles de empresas y sectores. Eso hace que puedas diversificar el riesgo y no poner todos los huevos en la misma cesta.

Contras de invertir en el mercado de valores:

  • Riesgo: Tendrás dos tipos de riesgo; el del mercado (p.ej. cuando hay una crisis las acciones bajan de forma generalizada) y el del valor en el que inviertas (p.ej. comprar acciones de Apple y que estas bajen).
  • Productos complejos: Algunos valores en los que puedes invertir son muy complejos. Por ejemplo derivados, swaps, CDFs, etc.
  • Mercado volátil: Los valores suben y bajan, muchas veces por el comportamiento irracional de los inversores. Puede que tengas días, semanas o meses en los que solo veas números rojos pero recuerda que tu batalla es a largo plazo.
  • Inversiones no respaldadas: Sobre el papel podrías perder todo tu dinero si la empresa se declarara en quiebra (p.ej. Martinsa Fadesa) y nadie te devolverá ese dinero. Otras inversiones como la creación de empresas, compra de pisos o compra de metales preciosos tampoco están aseguradas.
Consejo Nº 2: No inviertas en aquello que no entiendas y busca siempre el largo plazo – como veremos más adelante, especular te costará mucho dinero en comisiones.

¿Qué valores se negocia en la bolsa?

En qué productos invertir en el mercado de valores

Hay muchos tipos de valores, algunos más fáciles de entender que otros (p.ej. acciones de empresas, ETFs o CDFs). Deja que te explique cómo funcionan los más básicos – si ya sabes toda esta teoría pasa a la siguiente sección.

Las acciones

Son los valores más populares de la bolsa y estos son títulos de propiedad sobre una empresa – vamos que adquiriendo acciones te conviertes en propietario (proporcional) de un negocio.

Pero claro, comprar un par de acciones de Inditex (Zara, Pull & Bear, etc.) no te dará derecho a sentarte en el consejo de administración y tomarte unos vinos con Amancio Ortega. Eso sí, la mayoría de acciones te dan derecho a voto y este tendrá un peso proporcional a los títulos que tengas.

Capital social de Inditex

La rentabilidad que te pueden aportar las acciones vienen dadas de dos formas:

  • Por los dividendos que se repartan derivados de sus beneficios. Ten en cuenta que la empresa puede no repartir dividendos si las cosas no marchan bien.
  • Por la revalorización de las acciones con el tiempo. Vamos, que si después de que compraras los títulos su cotización subió, tu acciones valen más dinero. Ojo, que el valor de las acciones puede caer o incluso llegar a ser cero – p.ej. los propietarios de la desaparecida Martinsa Fadesa.

Posiblemente te preguntarás por qué las empresas ponen acciones a la venta. Pues hay varias razones pero la más común es la de obtener financiación sin pedir dinero prestado al sistema bancario. Otros aspectos positivos pueden ser:

  • Publicidad indirecta al salir a bolsa.
  • Incrementar la reputación de la empresa al pasar controles de los organismos del mercado de valores.
  • Más poder de negociación a la hora de negociar financiación (p.ej. prestamos) con los bancos.
Consejo Nº 3: Las retribuciones pasadas no son ningún indicador de las retribuciones futuras. Vamos, que el precio de una acción (u otro valor) haya subido durante los últimos 20 años no significa que mañana vaya a seguir subiendo.

Fondos de inversión

Hay muchos tipos de fondos de inversión, pero la idea esencial es que un grupo de inversores ponen su dinero conjuntamente para seguir una estrategia de inversión.

Detrás del fondo de inversión hay un equipo (grande o pequeño dependiendo del fondo) que se encarga de diseñar una estrategia de inversión a seguir. El objetivo final del fondo, en teoría, es ofrecer una rentabilidad a los inversores que se adapte a su perfil (p.ej. más o menos riesgo).

Ten en cuenta que como inversor tendrás que pagar una comisión al gestor del fondo para que invierta tu dinero, a largo plazo, la comisión que pagues puede quitarte un buen pico de tu rentabilidad por los efectos de interés compuesto.

Consejo Nº 4: La mayoría de gestores de fondos de inversiones no mejora los resultados del mercado. Hay estudios que demuestran que a largo plazo más del 90% de fondos tiene rendimientos inferiores a los del mercado de referencia.

¿Qué es un Fondo Indexado?

Fondos indexados Vanguard

Bajo la premisa de que la mayoría de gestores de los fondos no son capaces de mejorar los resultados de su mercado de referencia, John Bogle creó el primer Fondo Indexado en los años 70, Vanguard.

La idea es simple pero a su vez brillante: crear un fondo que replique la composición de un índice bursátil como el Ibex 35 o el S&P 500 y obtener la rentabilidad del mercado.

¿Qué es un índice ? Se trata de una manera de medir los resultados de una sección de un mercado. Este índice de referencia es compuesto por una serie de títulos, sirve para tomar la temperatura al mercado y evaluar su desarrollo. Los principales mercados tienen uno: Ibex 35, Dow Jones, Nikkei, Nasdaq, etc. Por ejemplo, el Ibex 35 es el índice de la bolsa española conformado por las 35 empresas más grandes cotizadas (p.ej. Inditex, Grifols o el BBVA).

De esta manera, nos aseguramos que nuestra inversión irá tan bien (o tan mal) como el mercado en el que decidamos invertir pues estará totalmente diversificada. Además su costes de gestión son mucho menores así que sus comisiones son muy bajas – razón por la que los brokers y bancos no los publicitan.

Consejo Nº 5: Incluso Warren Buffett, respetado gurú de las finanzas globalmente, reconoce el poder de los fondos indexados (fuente en inglés). Ha dejado escrito que quiere que sus herederos inviertan el 90% de su fortuna en fondos indexados.

Más adelante discutiré más en profundidad por qué he elegido fondos indexados para mis inversiones, y por qué creo que también es una buena opción para ti.

Productos Derivados

Aquí es donde puedes pillarte los dedos. Según Wikipedia:

«Un derivado financiero o instrumento derivado es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente, por ejemplo el valor de un futuro sobre el oro se basa en el precio del oro.»

¿Lo entiendes? No mucho, ¿verdad?

Deja que te ponga un ejemplo:

Se trata de un producto financiero (derivado), el valor de este depende del valor de otro activo (p.ej. acciones, bonos o incluso el oro) – un cambio en el valor del activo (p.ej. el oro) causará un cambio en el valor del derivado.

Paradójicamente se ‘inventaron’ para reducir el riesgo de transacciones, pero muchos inversores lo ven como una oportunidad para especular y ganar dinero con la apreciación (o depreciación) del valor del activo (p.ej. acciones, bonos o incluso el oro).

Algunos derivados son: Swaps, Futuros, Opciones o Forwards.

Renta Fija

Al contrario que todos los anteriores, se trata de inversiones de las que se conoce el valor final pues el interés está pactado de antemano.

Comprar letras y bonos de España, renta fija

Hay dos tipos de renta fija según el emisor:

  • Pública: Deuda que emiten organismos públicos como estados o comunidades autónomas – es la manera que tienen de financiarse. La idea es simple: le dejas un dinero a, por ejemplo, el estado español por un tiempo (corto o largo plazo) y este te devolverá el dinero más unos intereses pactados previamente. Los productos principales son: Letras del Tesoro, Bonos y Obligaciones de Estado.
  • Privada: Se trata de un concepto similar pero con corporaciones privadas. Estas tienen mayor riesgo al ser la empresas, en teoría, más inestables que los estados.

La renta fija conlleva un riesgo, pero este es mucho menor que con cualquiera de los valores de renta variable anteriores (p.ej. acciones o fondos de inversión). Obviamente, el interés que ofrecen suele ser mucho más bajo y en la actualidad es casi nulo (o incluso negativo) si tenemos en cuenta la inflación. Pero pueden ser productos interesantes ya que no suelen ser muy volátiles.

Consejo Nº 6: Algunos financieros recomiendan que tengas del 25% al 75% de tu capital invertido en renta fija y el resto en renta variable. Por ejemplo, si eres más conservador podrías tener un 75% en renta fija y un 25% en renta variable (p.ej. acciones). Si tu perfil es más arriesgado pon un 25% en renta fija y un 75% en variable. Obviamente la tendencia del momento también debería influir en tu elección.

Puedo ganar dinero invirtiendo en bolsa?

Ganar dinero invirtiendo en la bolsa

Se han amasado fortunas increíbles con la bolsa como la de Warren Buffett o Benjamin Graham – este último consiguió un 17% de interés anual durante más de 20 años consecutivos.

Pero la verdad es que solo escuchamos historias de éxito y los medios no nos cuentan que María y Juan perdieron todos sus ahorros con la crisis del 2008 por no diversificar su inversión y confiar todo al ladrillo.

Personalmente, no creo que yo vaya a ser ese 1% elegido que sabe qué acciones comprar y cuáles vender en el momento adecuado. Tampoco quiero que mis inversiones controlen mi vida y dicten a qué hora me voy a dormir o cuándo me voy de vacaciones – parafraseando el dicho: invierto para vivir (mejor) no vivo para invertir.

Mis objetivos son:

  • Hacer crecer mis ahorros y no perder poder adquisitivo con la inflación
  • Minimizar mis riesgos financieros
  • Minimizar los costes de mis inversiones
  • No dedicarle más de 2 horas al año a mis finanzas
  • Usar un método que entienda y sea simple

Por todo esto, creo que invertir en fondos de inversión indexados o ETFs (del inglés Exchange-Traded Fund) es lo más sensato para aquellos que no tenemos espíritu de analistas financieros. En un par de secciones ahondaré más en estas estratégias.

Consejo Nº 7: La rentabilidad del mercado es finita (no ilimitada). Para que un inversor gane 1 € alguien tiene que perderlo (o por lo menos dejar de ganarlo. ¿Pero sabes quién gana siempre?, exacto, los bancos y brokers con las comisiones que cobran a los inversores.

Costes de invertir en bolsa

Costes de invertir en bolsa

Invertir dinero te costará dinero (y te quitará rentabilidad). El principal gasto que tendrás al invertir serán las comisiones que te cobrarán brokers o bancos por custodiar tus valores.

Quiero que te quede claro que invertir de la forma más barata (y segura) posible debería ser tu principal objetivo.

Imagina que tenemos 2 inversores, ambos con 1.000 €

  • Sara invierte esos 1.000 € en el Fondo Indexado Económico, que le cobra un 0,5% sobre su inversión como comisión. Si a final de año este le ha dado un 7% de interés, sus beneficios fueron del 70 €, si le restamos la comisión se queda en 65 € y su rentabilidad real fue del 6,5%.
  • Manolo los invierte en el Fondo Gestionado Costoso que le da la misma rentabilidad pero le cobra un 1,5% de comisión. Haciendo los mismos cálculos su beneficio fue de 55 € y la rentabilidad fue del 5,5%.

Esto puede no parecerte mucho dinero, pero si la inversión se prolonga en el tiempo y asumimos interés compuesto (que reinvertimos los beneficios en el fondo) te asustarás del dinero que Manolo deja de ganar (y el banco le sabla):

  1. En 5 años Sara tendrá 1.402,55 € y Manolo 1.306,96 €
  2. En 10 años Sara tendrá 1.967,15 € y Manolo 1.708,14 €
  3. En 30 años Sara tendrá 7.612,26 € y Manolo 4.983,95 €
  4. En 50 años Sara tendrá 29.457,03 € y Manolo 14.541,96 €

Como puedes ver, por culpa de ese punto extra de comisión que Manolo paga de más, su inversión le ha costado MUCHO dinero. Eso sí, Sara (y el banco de Manolo) están la mar de felices.

Pero las comisiones no serán el único factor que te ‘robará’ rentabilidad. Otros factores como la inflación (subida de los precios) y los impuestos que tengas que pagar sobre tus ganancias son también costes para los inversores y deberías tenerlos en cuenta.

Riesgos de invertir en bolsa

Riesgos de invertir en bolsa

Invertir en mercados de capitales conlleva, simplificadamente, dos riesgos:

  1. Riesgo sistémico del mercado: Se trata de que el mercado conjuntamente sufra una caída. En el sistema capitalista cada cierto tiempo hay alguna crisis y los mercados se desploman y tardan un tiempo (más o menos largo) en recuperarse. Se trata de caídas inevitables, y en mi opinión invertir a largo plazo es la única forma de afrontar este reto financiero.
  2. El riesgo individual del valor: En este caso es el riesgo que corremos que el activo en el que hemos invertido (p.ej. acciones del Santander) pierda valor. Para minimizar este tipo de riesgo diversificar es la mejor solución.

Subidas y bajadas de la bolsa española

Personalmente puedo vivir con el riesgo del mercado (nadie lo puedo controlar), pero me aterra el riesgo individual de un valor. Por eso, creo que la mejor estrategia es invertir a muy largo plazo en un fondo indexado o ETF (p.ej. con DeGiro o Finizins) ya que estos están altamente diversificados y solo corremos el riesgo sistémico (de mercado) – nunca invierto en acciones individuales.

8 errores comunes al invertir en valores

Errores al invertir en bolsa

De mis fracasos financieros he aprendido algunas lecciones. A mi parecer estos son algunos de los errores más comunes al invertir en bolsa que debemos evitar:

  • No inviertas en lo que no entiendes: Hay muchos tipos de valores en los que invertir, y algunos muy complejos. Invierte solo en lo que entiendas para no ‘pillarte los dedos’.
  • No pongas todos los huevos en el mismo cesto: La idea es tener un portfolio financiero lo suficientemente diversificado que pueda absorber posibles contratiempos de un valor o sector. Por ejemplo, invertir todo tu dinero en solo una empresa (p.ej. Banco Popular) puede literalmente arruinarte si esta desaparece.
  • No te enamores de una empresa (o índice): Que a ti te guste una empresa o sector (p.ej. el tecnológico) no quiere decir que el mercado lo vea igual. Recuerda, estamos aquí para obtener ganancias invirtiendo.
  • No confundas las ganancias pasadas con las futuras: Que el precio de una acción haya crecido los últimos años no es garantía de que vaya a seguir creciendo en el futuro.
  • Se paciente y busca el largo plazo: Para la mayoría de inversores, especialmente los no profesionales, es mejor concentrarse en el largo plazo y olvidarse de técnicas como el trading – seguramente palmarás dinero y te coserán a comisiones.
  • Minimiza las comisiones: Recuerda que las comisiones te quitan rentabilidad – y las pagas incluso si tienes pérdidas. Comprar y vender acciones todo el tiempo suele ser una muy mala estrategia, las comisiones se comerán tus ganancias.
  • No inviertas con dinero prestado: Si haces una mala inversión y pierdes tus ahorros es un contratiempo duro, pero si haces una mala inversión y pierdes dinero que no puedes devolver puede arruinarte la vida – p.ej. te embargan tu vivienda.
  • No te creas especial: Cuando vamos a invertir todos creemos tener corazonadas o estar seguros de que algo va a suceder. La mayoría de nosotros no somos especiales ni podemos leer el futuro, recuerda esto la próxima vez que creas saber lo que va a pasar.
Consejo Nº 8: En mi opinión los mejores aliados de los inversores son la prudencia y el sentido común. Toma un tiempo para pensar tu próxima  inversión.

¿Dónde invierto?

Dónde invertir en el mercado de valores

Hay un montón de estrategias para invertir, pero a mí, la mayoría me parecen apuestas arriesgadas que requieren mucho estudio y trabajo. Tú decides, pero yo te desaconsejaría lo siguiente:

  • Trading a corto plazo: Intentar anticipar (o participar) de la tendencia del mercado. Vamos, si ves que un valor sube como la espuma, comprar acciones de este. Son inversiones altamente especulativas que no garantizan ganancias. Además, las comisiones e impuestos pueden comerse toda la rentabilidad potencial.
  • Comprar barato: Algunos inversores entran al mercado cuando los precios están bajos y venden cuando estos suben. El principal problema de esta estrategia es que los precios pueden seguir bajando después de que compres y seguir subiendo después de que vendas y eso te hará más pobre.
  • Comprar gangas: Algunos expertos (p.ej. el legendario Benjamin Graham) son capaces de ver cuándo un valor está infravalorado y se aprovechan de ello. Tú y yo, al no ser analistas financieros probablemente no tengamos ni idea.
  • Encontrar el nuevo Google: Si hubieras invertido en Google, Microsoft, Apple o Amazon en sus inicios ahora serías millonario. Pero claro, ¿sabrías decirme con certeza qué empresa ‘lo va a petar’ en los próximos 5 años? Yo tampoco.
  • Dividendos altos: Puedes optar por comprar acciones de empresas que paguen dividendos altos regularmente. Pero la verdad es que muchos otros inversores tendrán esta idea por lo que es muy probable que el precio de la acción ya refleje los altos dividendos.
  • Invertir en sectores que crecen: Aquí corres el peligro de invertir en una burbuja (p.ej inmobiliaria o del .com) y potencialmente perder mucho dinero.
Consejo Nº 9: Personalmente prefiero algo más seguro donde tenga que pagar pocas comisiones y con el que no tenga que estar pegado al teléfono para ver si una acción sube o baja. Por eso invierto en fondos indexados o ETFs usando Finizens, DeGiro, Plus 500 o BNP Paribas.

¿Será mi mejor inversión un fondo indexado?

A mi entender, si te centras en el largo plazo, los fondos indexados serán una garantía. Estos se caracterizan por:

  • Replicar la rentabilidad del mercado.
  • Tener comisiones bajas.
  • Al no cobrar dividendos y no comprar y vender acciones suponen un ahorro fiscal.
  • A largo plazo obtienen mayor rentabilidad que la inmensa mayoría (90% o más) de fondos gestionados.
  • Requieren poco trabajo para el inversor.

Como hemos visto antes, muchos estudios demuestran que la mayoría de fondos de inversión tradicionales no son capaces de mejorar los resultados del mercado en el que operan a medio y largo plazo.

¿Entonces por qué no invertir en todo el mercado durante mucho tiempo (para siempre)?

Personalmente tengo todas mis inversiones en fondos indexados o ETF Vanguard S&P 500 porque en mi opinión EEUU es el motor económico del mundo (por el momento) y el S&P 500 representa el 80% del mercado estadounidense.

Ten en cuenta que no solo existen fondos indexados de índices bursátiles como el S&P 500 o el Ibex 35. Por ejemplo, los fondos indexados de renta fija (como bonos de deuda pública) son también muy populares – p.ej. para combatir la volatilidad de la bolsa.

¿Cómo invertir en fondos indexados (o ETFs) en España?

Como estos valores tienen pocas comisiones los bancos y asesores financieros tienden a no recomendarlos mucho, a ellos no les reporta ningún beneficio.

Consejo Nº 10: La diferencia principal entre fondos indexados y los ETFs es que los primeros solo pueden comprarse y venderse una vez al día (al cierre del mercado) y los ETFs pueden negociarse durante toda la jornada.

Cartera de inversión indexada de Finizens

Si quieres invertir en este tipo de fondos, tienes dos opciones:

  1. Usar un broker que ofrezca este tipo de productos. Entre otros puedes usar BNP Paribas que ofrece fondos indexados populares como Vanguard o Fidelity. Otra opción es usar brokers online como DeGiro o Plus500 para invertir en ETFs como Vanguard o iShares, también con pocas comisiones.
  2. Invertir en la cartera de un robo-advisor que participe en fondos indexados. Por ejemplo, dos buenos robo-advisors son Finizens y Indexa Capital (de Bankinter).

Un robo-advisor es una forma estupenda de empezar a invertir ya que resulta más fácil de usar, por lo general no necesitas tanto capital y las comisiones suelen ser muy bajas. La principal desventaja es que te tienes que ceñir a una de sus carteras de inversión por lo que no podrás elegir exactamente en qué fondos invertir.

Últimas recomendaciones para invertir en bolsa

Espero que esta guía te haya ayudado a entender conceptos básicos de finanzas como qué es un valor, tipos de vehículos financieros, qué son los índices o conocer los errores a evitar al invertir en bolsa.

Antes de despedirme, quisiera recordar algunas reglas importantes que siempre tengo en mente:

  1. No inviertas en lo que no entiendes
  2. Céntrate en el largo plazo
  3. Evita las comisiones
  4. Diversifica
  5. Ten paciencia
  6. aplica el sentido común

Por otro lado, animarte a que inviertas en la bolsa a largo plazo mediante un fondo indexado que cobre pocas comisiones, un EFT de confianza (encontrarás muchos en brokers como DeGiro o Plus 500) o un robo-advisor (como Finizens o Indexa Capital) que invierta en productos indexados.

Si tienes alguna pregunta o sugerencia deja un comentario, estaré encantado de leerte y contestarte.

Josep

Soy Josep Garcia, diplomado por la Universidad de Barcelona en Ciencias Empresariales y licenciado en Marketing y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Oberta de Catalunya. Me apasiona el mundo de las finanzas y el emprendimiento, si tienes alguna pregunta sobre este artículo deja un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *